sábado, 12 de enero de 2013

¡Qué pesado es 'vivir' en las redes sociales




Tachadme de pedante, pero cada día me resulta más pesado ‘vivir’ en las redes sociales.

Es verdad que han puesto altavoz a todo aquél que quiera decir algo a millones de potenciales oyentes que quieran y puedan escuchar y conversar.

Es verdad que es increíblemente bueno que podamos compartir enlaces con información y acceder a fuentes directas gracias a la generosidad de quien quiere mostrar sus conocimientos, su saber o lo que ha descubierto.

Mi sensación de agotamiento viene por la enorme oleada de vaguedades, de ocurrencias baratas, manidas y previsibles que circulan sobre cualquier tema. Yo también contribuyo a ellas. Mal que me pese. 

Lo peor de todo es que detrás de muchos tuits y comentarios no hay ni diez segundos de esfuerzo por entender la complejidad de un tema determinado, de una situación concreta sobre la que se habla y opina; la hilaridad es la matona del respeto en las redes sociales y el trollismo (discúlpenme en la RAE) el verdugo del sentido común.  

Si como decía Ignacio Ramonet <<para estar informados hay que hacer un gran esfuerzo>>, ahora, para no estar desinformado y contagiado de basura por doquier, hay que hacer un esfuerzo mayor.

Aún así, las posibilidades que ofrecen, compensan la basura que circula por sus cañerías.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Bueno, yo paso mucho de las redes sociales, todo parece más fácil y perdemos la comunicación directa.