lunes, 23 de mayo de 2011

Las partes blandas del 15M


El movimiento 15M no podía más que generar simpatías porque el hecho de que millones de personas en España lo pasen mal merece la solidaridad de todos. A muchos nos da vergüenza lo que vemos y el talante pacífico, lleno de símbolos y de guiños a la mesura de estas movilizaciones no podía más que generar respeto y adhesión.


Pero a pesar de esto, he de decir que el movimiento presentaba y (tras el rodillo del PP), presenta síntomas de desatino muy serios. El tono, los eslóganes, la espontaneidad, los movimientos de manos en alto en señal de aprobación y haciendo el molinillo cuando hay desaprobación, el buen rollo y la tranquilidad van a dejar a buen seguro un espíritu y un mensaje de regeneración que no caerá en saco roto. Seguirá siendo foco informativo y dejará estampas imborrables. Sin embargo, el movimiento adolecía y, tras los resultados electorales de ayer, adolece de foco y mezcla consignas en forma de pastiche, un síntoma clarísimo de eso que Ortega denominó pensamiento masa. Por partes:

Acabamos de pasar una fiesta de excesos y, mientras todos andábamos ocupados en comprarnos casas, irnos de city breaks, llenábamos a nuestros hijos las habitaciones de cachivaches y los mandábamos a buenos colegios, en el salón de nuestro sistema democrático se nos había instalado una casta política mediocre, pacata, medradora y con tendencia imparable a la corrupción. Esta casta se ha arraigado con especial virulencia en la administración municipal y autonómica. Compañeros del 15M, el problema no es el sistema democrático, son los políticos que nos hemos buscado. Pero las elecciones municipales y autonómicas de ayer siguen poniendo de manifiesto que, hasta en eso, persisten aún dos Españas. Unos lo ven así y otros no.

Esto me lleva a añadir otro desatino del movimiento. Es muy tierno pasear entre las diferentes asambleas y descubrir que grupetos de jóvenes elaboran listas de temas sobre los que debatir: acceso a la vivienda, propuestas para la reforma laboral, etc. Estoy convencido de que están surgiendo propuestas interesantes y otras absolutamente absurdas, pero lo cierto es que sean las que sean, la manera de articularlas no es mediante la elaboración de manifiestos, ni consiguiendo fans en Facebook o siendo trending topics en Twitter. La manera de aplicarlas es accediendo a las instituciones después de haber desbancado a otras opciones políticas en contienda electoral, Un clavo saca a otro clavo, un partido político saca a otro y una generación de políticos desbanca a la precedente. Se llama política y lo que hay que replantearse es el rol del político, no la validez del sistema democrático. Hagan números: más de un millón de votos en blanco y otro millón de voto diseminado a pequeños partidos suma una tercera fuerza política apta para hacerse oír e incidir desde las instituciones.

El tercer desatino tiene cariz económico. No he escuchado ni una sola consigna dirigida al negocio promotor inmobiliario, verdadero cáncer de nuestra actual crisis. Pocas personas se han molestado en identificar a qué ritmo estaría creciendo hoy la economía española si no fuese por el lastre de paro, mora e involución generado por esta industria. Estaríamos creciendo ya al 2%, lo que supondría estar generando empleo. Sin embargo, las consignas contra la banca son las más oídas. Es necesario hacer un ejercicio de responsabilidad: no es lo mismo la banca que las cajas y tampoco es lo mismo la banca que la banca de inversión . La gran banca de inversión internacional tuvo una responsabilidad muy grande en el inicio de la crisis financiera. En España, la suma del ladrillo más la gestión de cajas de ahorro por parte de políticos empeñados en extender su huella más allá de lo que les correspondía, ha generado un problema en estas entidades financieras. Pero no es lo mismo el problema de las cajas gestionadas por políticos que los bancos gestionados por profesionales y que, hasta la fecha, generan empleo, diversifican negocio y tiran de la economía. Pude oír un mantra de manera persistente en mi incursión en Sol durante el fin de semana: hay que crear una banca pública ¿Pero nadie se ha planteado que han sido las cajas de ahorro sino entidades financieras de gestión pública cuyos consejos estaban llenos de políticos y al servicio de intereses partidistas municipales o autonómicos? ¿De dónde salió la financiación de los aeropuertos sin aviones?, ¿de dónde la de las urbanizaciones construidas en la nada? ¿y la de los hoteles en secarrales rodeados de campos de golf? Algunas de las consignas y propuestas suenan a las peripecias que el maestro Juan Martínez le contó a Manuel Chaves Nogales cuando el primero quedó atrapado en la Rusia del 17. La historia que siguió la conoce todo el mundo y si no la conoce, recomiendo encarecidamente leer ‘El Maestro Juan Martínez que estaba allí’ (Libros del Asteroide)

Mi impresión es que el tsunami electoral ha barrido la energía del 15M. En el momento que los medios han dejado de sacar en sus portadas las plazas de las capitales con un gran angular amplificando el efecto, los hashtags estrella de Twitter durante la semana pasada han caído en picado. Hoy han aflorado las primeras fisuras en las asambleas. El movimiento tenderá a radicalizarse en las posiciones, aunque no en el talante y eso es lo que permitirá que cierto espíritu perdure.

El pensamiento masa genera mucha espuma y poco fondo y es especialmente compatible con la morfología de las redes sociales. En este blog he repetido varias veces otro mantra: para estar bien informado hay que hacer un gran esfuerzo. El caso es que no hacer este esfuerzo genera planteamientos que no aguantan un envite.

 

viernes, 20 de mayo de 2011

#spanishrevolution debería ser un partido político

Todo lo que está pasando en España con las acampadas que han seguido tras el 15 de mayo tenía que pasar. Lo realmente raro es lo que ha tardado en llegar. Ha generado una espiral de simpatía y un punto de ternura. Pero lo más significativo es que ha espoleado la atención de ciudadanos aburridos, deprimidos y aletargados y, ese 'piercing' emotivo que nos ha sacudido, ha generado una ola muy horizontal que, siguiendo las hipótesis de Lakoff, tiene el mérito de haber activado el marco cognitivo de la indignación.

Dicho esto, y sin tomar posición, el movimiento tiene marco, pero carece de articulación que pivote sobre un 'big one'. Tener un objetivo claro es esencial. Sin objetivo preciso y alternativa clara, cualquier movimiento tiende a agotarse o a atomizarse. Personalmente creo que, además, en cuanto a movilizaciones se refiere, si esta quiere fracasar, debe basarse en comités y si quiere triunfar, debe tener un responsable. Ahora está ocurriendo lo primero, si ocurriese lo segundo, el movimiento renunciaría a su ADN. Por lo tanto, creo honestamente que la herramienta real es la política. No los políticos que tenemos, pero sí la política esencial que transforma las cosas gracias al voto y gracias al ejercicio democrático. Por lo tanto, soy partidario de la organización política, del voto y del ejercicio político de calidad. Comparto gran parte del objeto de la protesta, pero tras el pase de seña, esos contenidos deben articularse y transformarse (sin perder el objetivo transformador) en estructura política que plante cara a los partidos actuales en el terreno habilitado para ello: las elecciones.

lunes, 16 de mayo de 2011

La intrahistoria de la Carrera Liberty


El próximo día 29 se celebra en Madrid la cuarta edición de la carrera Liberty Seguros, Una Meta Para Todos. La génesis de esta carrera surge en una tibia tarde de la primavera de 2007 cuando el que escribe, siendo aún director de comunicación del grupo Liberty Seguros, acabó de correr una maratón por relevos en el barrrio de Moratalaz de Madrid con un grupo de compañeros de Liberty.
Andábamos comentando los detalles de la carrera disfrutando de un magnífico ambiente deportivo y allí, de manera informal, decidimos crear una acción de relaciones públicas que aunase experiencia, branding y dinamización de patrocinios. Esto fue un sábado. Pocos días después, habíamos diseñado la mecánica. Por aquél entonces cerramos el acuerdo con el Comité Paralímpico Español para que el Grupo Liberty se convirtiese en uno de sus patrocinadores principales. Ahí estaba la clave ¿Qué mejor manera de activar un patrocinio deportivo con atletas paralímpicos que crear un happening deportivo por la integración en el que pudiesen participar atletas y aficionados de todo tipo?

L a idea fue acogida con entusiasmo por el Comité Paralímpico, pero faltaba el lugar: las calles de Madrid, saturadas de eventos y barreras arquitectónicas. Por aquél entonces el ayuntamiento de Madrid aspiraba a albergar los juegos olímpicos de 2016. Le propusimos el reto al ayuntamiento ¿Estaba Madrid capacitada para permitir correr por sus calles a atletas paralámpicos mezclados con aficionados al running? ¿Cuál sería el trazado? No exentos de problemas resueltos a última hora, pudimos fijar una fecha y un lugar: el 1 de junio con salida y llegada frente al Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid.

La acción tenía una batería clara de intenciones: dinamizar el patrocinio del Comité Paralímpico, impulsar experiencias con clientes y no clientes, convertir el evento en contenido informativo y aprovechar la ola creciente (confirmada) de la fiebre del running como plataforma de proyección. A pesar de esto, he de decir que hubo severas reticencias por parte de miembros de la (en ese momento) recién creada área de marketing de la compañía. Reticencias superadas ya, al hilo de la continuidad del proyecto, de lo cual me alegro mucho. A pesar de todo, la iniciativa fue un éxito y, gracias al buen hacer de grandes profesionales que aún siguen en Liberty como David Martínz Rodilla, Jesús de las Heras o Jesús Ángel González, la carrera Liberty ya va por su cuarta edición, a pesar de que ellos no son los que salen en las fotografías.

Por lo que a mí respecta, no puedo dejar de ver con un punto de orgullo que la criatura que surgió tras aquella maratón por relevos, tiene vida propia. Si puedo, correré y, durante los minutos que emplee en cubrir los 10 kilómetros del recorrido, no podré dejar de confirmar que si quieres convertirte en algo memorable para un individuo, has de darle experiencias.

Igual que el director de orquesta del Titanic obligaba a sus músicos a seguir tocando mientras el barco se hundía, esto mismo ocurre cuando muchas organizaciones se empeñan en mantener criterios técnicos obsoletos en las estrategias de marketing y comunicación, como el coste por GRP, el marketing directo ylas estrategias outbound, entre otras. Brand content, social media y experiencias. Estas tres herramientas, bien agitadas y mezcladas en la coctelera del mix de marketing, son una apuesta ganadora.

¡Buena carrera!

sábado, 14 de mayo de 2011

La entrada número 100


Esta es la entrada número 100 de este blog asimétrico, irregular y sin más pretensiones que las que le quedan al que disfruta escribiendo. Escribir en este blog es una vía, lo hago también en Twitter, en decenas de cuadernos que me acompañan a diario apilados en maletas y bolsos, lo hago en cuartillas y hojas sueltas... Por el simple hecho de escribir. Sin más.

Precisamente andaba esta tarde revisando notas y escritos y me he topado con un bloc fucsia de Ordning&Reda. En él había algunos microrelatos garabateados. Para celebrar la entrada número 100, dejo aquí uno de ellos que define la vida del noventa y nueve por ciento de los adultos:

Aspiraba a comerse el mundo y el mundo se lo comió a él, sin masticar.

domingo, 8 de mayo de 2011

Nace CAREP el Centro de Alto Rendimiento para el Éxito Político


Estamos en época de elecciones y estamos también en un momento de la historia de España en el que la clase política está peor valorada que nunca. La crisis, la corrupción, la falta de talento (refugiado en la empresa, en las posibilidades de proyección y al amparo de mejores sueldos), los lugares comunes y la falta de resultados excelentes, han hecho de la casta política un grupúsculo denostado, rechazado y sospechoso.

En política falta rigor técnico y gestión basada en valor y sobran rencores y clichés ideológicos, pero especialmente falta formación. Esa formación de alto nivel enfocada a aportar valor a aquellos y aquellas que quieren dedicar parte de su vida a la política, ya tienen una opción. Se llama CAREP y es el Centro de Alto Rendimiento para el Éxito Político. CAREP es una iniciativa privada impulsada por Juan Quesada Aguilera, socio director de Mosaiq, por Juan de Dios Orozco, especialista en protocolo y director de Ogaz Protocolo y con la aportación de quien esto suscribe.

CAREP aspira a convertirse en el principal centro de formación para políticos de España y Latinoamérica. Entre los profesores: expertos en comunicación, marketing, protocolo, sociología, estrategia, creatividad y gestión. Todos ellos de reconocido prestigio y solvencia. CAREP es la nueva propuesta para la clase política.


 Ya está abierto el plazo de inscripción. Toda la info en www.carep.org