jueves, 9 de septiembre de 2010

Cómo crear un icono: Sergio Canales





En este blog es habitual el pronóstico, a veces de temas más graves y sesudos, otras de asuntos más livianos y populares. Estos últimos, aún siendo los que menos me motivan, sin embargo son los que más visitas generan a esta página…Es lo que hay. Hoy escribo sobre uno de los asuntos que van al segundo grupo, al de los temas populares.

Sergio Canales es un chico de 19 años que el año pasado jugaba en el Rácing de Santander (equipo de fútbol que juega en la Liga BBVA) y esta temporada lo hace en el Real Madrid. Pues bien, salvo que las lesiones se lo impidan, este chico será el icono del Real Madrid de la próxima década. No, a mi no me interesa hablar en este blog de fútbol o de sus cualidades técnicas, las de Canales, ya que no entiendo de fútbol lo suficiente y no tengo criterio. Lo que me interesa es ilustrar como se construye el icono que representa a una entidad, en este caso al Real Madrid.

La construcción del icono Canales ya está en marcha y los síntomas son claros:

1. ausencia de críticas en prensa

2. dosificación de todo lo que concierne a su vida privada (y que lo que trascienda sea normal y reconocible por la clase media: novia, padres, estudios, vida tranquila)

3. exaltación de sus arranques de talento futbolístico mediante la saturación de imágenes en TV, vídeos y fotografías

4. diseminación de imágenes cargadas de simbolismo, plasticidad y épica

5. incremento progresivo de mancha informativa en prensa e Internet

6. consenso tácito en la prensa deportiva para alimentar esta espiral

Con Canales el Real Madrid está haciendo algo parecido a lo que hizo con Raúl a finales de los noventa. La única diferencia es que Raúl comenzó a sacar los pies del tiesto al poco de debutar (algunas publicaciones del corazón publicaron fotografías de Raúl en Barnon, un bar de copas de Madrid, a altas horas de la madrugada). Los escarceos de Raúl por la noche fueron frenados en seco. Al poco tiempo Raúl estaba casado, llevaba una vida disciplinada y ejemplarizante y con poco más de 20 años tenía una biografía publicada y autorizada. A Canales ni siquiera le verán los aficionados de copas. Este verano ya ha acumulado portadas de prensa, un diario deportivo ha regalado posters suyos para inundar las paredes de los cuartos de las quinceañeras y sus goles con la selección sub 21 (normalmente desaparecida de los contenidos informativos) ocupan portadas de medios digitales y minutos en televisión.

A poco que este futbolista hile una temporada buena y logre arrancar imágenes icónicas a partir de un gol simbólico o especial, el icono Sergio Canales cristalizará como el nuevo símbolo del madridismo.

Moldear mitos es una de las artes más interesantes a la que puede dedicarse un buen estratega de comunicación. Mantenerlos es la labor más complicada.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Creo que te ha faltado un punto: no cruzarse en el camino de Mourinho... ;)

Jose M. Carrascosa

Marcomplan dijo...

Sí. Eso me pasa por meterme en temas de fútbol, sin saber de fútbol y, además, a principio de temporada. Análisis equivocado :(