martes, 5 de octubre de 2010

El futuro del periodismo III: la radio


Fuente imagen: Taringa.net

La radio siempre vuelve. Su época dorada ocupó tres cuartas partes del siglo XX y la irrupción de la televisión y del vídeo la dejó a un tris de ir a parar allá donde habitan los mitos, pero no, mantuvo el tipo, y si lo hizo fue gracias a dos formatos: a las radiofórmulas y a los magazines de autor impulsados por estrellas de la radio, esencialmente periodistas, que han dado vida a la radio hasta llegar a la época de Internet.

La radio existirá siempre porque su esencia es la más humana de todos los canales de comunicación: la conversación. Escuchar lo que otros dicen es, además de un impulso casi innato, es una suerte de atajo del pensamiento autónomo. La radio permite recibir opiniones, impactos, posiciones, ideas, pensamientos estructurados que podemos hacer nuestros sin esfuerzos adicionales a la vez que hacemos cualquier otra cosa. Hoy, las emisiones radiofónicas han encontrado en el correo electrónico y en redes sociales como Twitter o Facebook a sus mejores aliados para dinamizar a sus oyentes sin necesidad de recurrir al manoseado recurso de pinchar a un oyente entregado en directo.


Pero ¿y el periodismo en la radio? Es de baja intensidad. La radio está tomada por la opinión pura y dura. Los informativos de la mañana echan las redes en los contenidos publicados por la prensa escrita y las ediciones online de la prensa tradicional. Seleccionan parte de estos contenidos, potencian aquellos que publican los periódicos afines y estos contenidos sirven de agenda para tertulias que, a su vez, son los semilleros de consignas ideológicas y empresariales. Pasado ese prime time de la mañana, casi todas las emisoras aparcan el periodismo de baja intensidad y se centran en la lisonja, las varietés y los deportes para contraatacar con el mismo formato en el tramo de la noche.


La radio es un medio meloso, agradable, un punto tierno y con una gran capacidad para influir y moldear voluntades. Siempre tuvo esas virtudes y las sigue manteniendo. Por eso el periodismo riguroso siempre será el suplente de lujo de la opinión y del análisis superficial. No desaparecerá, pero su papel quedará suspendido hasta que las grandes ocasiones obliguen a que tenga unos minutos de gloria.

Dejo otras reflexiones sobre el futuro de la radio en general:

Podcasting y el futuro de la radio.

El futuro de la radio y su relación con Internet (reportaje de Radio 5).

El futuro de la radio en enteratedeesto.com.

4 comentarios:

Meadow dijo...

Gran artículo y grandes vínculos.
Lo suscribo,'el futuro de la radio es el podcast. Al igual que el de las series de tv esa descarga directa. Es lo mismo. Me bajo lo que quiero y lo veo/oigo cuando puedo. Perfecto para el oyente/espectador. ¿y el medio?, ¿y el dinero?, ¿y la publicidad? Deja de ser invasiva, deja de molestar, pero sigue ahí. No molesta escuchar un anuncio de 30" antes de un podcast, o ver un faldón publicitario durante la serie que estoy viendo. Lo entiendo, gracias a eso es gratis.
El botón de muestra pueden ser los podcast de Gomaespuma. Este dúo de humor ha cedido todas sus grabaciones a la Fundación homónima y ésta te permite descargártelos gratis gracias a ibanesto.com, y a un anuncio de 30"'antes de cada podcast. He escuchado el anuncio mas de 50 veces,'¿me molesta? No lo suficiente como para buscarlos en un p2p sin publi.
No escucho la radio porque no tengo tiempo, pero me descargaré todos los podcast que me interesen para verlos cuando pueda.
¿es el futuro? Para mi ya es presente.
Salu2

Marcomplan dijo...

Es mejor el comentario que el post. Tu tesis es buena y en el mundo podcast el periodismo tiene menos cabida aún, pero...que gran invento elnpodcast.

Meadow dijo...

No tiene que ver con la radio, pero sí con la influencia de la comunicación en las percepciones, es decir, con el blog.
¿estamos a merced de las redes sociales?, ¿hay que tomar medidas según dicten las redes?
Este artículo es interesante para quien se dedique al Mk e incluso a la Comunicación:
http://www.elpais.com/articulo/internacional/GAP/retira/nuevo/logo/presion/redes/sociales/elpepuint/20101012elpepuint_12/Tes

Marcomplan dijo...

Las conversaciones siempre han influido en la percepción del entorno más inmediato. Las redes sociales es una variante más, pero con la no despreciable variable de la globalidad. Mi opinión es que pueden llegar a condicionar mucho a marcas globales en parte de su actividad (el ejemplo de GAP es claro) y condicionarán algunas decisiones políticas. Pero seguirán siendo los medios de comunicación tradicionales los que seguirán ayudando a enmarcar los grandes temas. Al fin y al cabo la fragmentación de temas en las redes sociales es tan grande, que solamente un porcentaje residual trascenderá como 'desestabilizador' o importante.