martes, 20 de abril de 2010

1, 2, 3 y 4

La mejor herramienta de comunicación para neutralizar los efectos de la segmentación de canales y audiencias es la coherencia en formatos y mensajes.


Innovar no es crear cosas nuevas, sino que la idea, el producto o el servicio sean percibidos como nuevos y adoptados por los destinatarios. Solamente la innovación rompe el cinturón de los guardabarreras en las organizaciones y en la sociedad. Esta idea es aplicable a las estrategias de comunicación. En 1934, Joseph A. Schumpeter ya puso el acento en la importancia de la innovación como motor económico: el desarrollo económico obedece a la emergencia discontinua de nuevas combinaciones (innovaciones) que son económicamente más factibles que la anterior forma de hacer las cosas.

Las campañas y las estrategias de comunicación se queman antes en los despachos que en la calle.

En comunicación ganan foco y consistencia contra ocurrencia y atomización.

No hay comentarios: