domingo, 6 de marzo de 2011

Un buen trabajo de Marketing



El Marketing debe ayudar a vender más y mejor, a ser posible subrayando la diferenciación. No hay nada peor que la activación de una sola de las palancas del mix de marketing, la publicidad, generar expectativas entre el público destinatario y defraudarlas porque entre lo proyectado y la experiencia de producto y servicio hay un abismo.


Si hacemos un corte en un bloque publicitario cualquiera, asistimos a un erial de conceptos de marketing. Mucho spot y poco fondo. Creo que de lo más innovador a lo que hemos asistido en los últimos meses han sido los seguros remunerados lanzados por BBVA. Seguros es una categoría saturada y trillada por las compañías que se empeñan en vender precio, coberturas que no superan el umbral de intensidad perceptiva de los destinatarios o dimensión de compañía. No hay nada menos sexy que eso. La sensación general de cualquier cliente de seguros es que pagas y, des parte o no, siempre palmas pasta, sin entrar en valorar la calidad del servicio que presta cada compañía. Por eso, que pase lo que pase, que haya seguros que te devuelven dinero cada año a cambio de la permanencia, es una ruta de marketing brillante como concepto de producto.

En otro orden de cosas, también destaco la valentía de IKEA que, a falta de abrasarnos con campañas de líneas específicas de muebles, se ha desmarcado con una campaña de televisión osada, rayana en la incorrección, pero tremendamente cercana, en la que cualquiera puede verse reflejado, sin alegatos estéticos.

2 comentarios:

JesusAgsv dijo...

Hola Nacho,
Aquí te dejo una gran reflexión de Luis García Montero sobre el oficio de periodista : http://blogs.publico.es/luis-garcia-montero/

Marcomplan dijo...

Gracias Jesús. Está muy bien.