domingo, 4 de mayo de 2014

Una historia Insignificante



El madero de una sombrilla de piscina como respaldo. La espalda recta y apoyada sobre él y los hilos de colores enganchados con un imperdible a un pequeño cojín o tal vez a una toalla mullida. Los hilos colgando los trenzaba con destreza rítmica. Ella relajada y aparentemente abstraída colocaba uno sobre otro, vuelta y vuelta hasta ir creando caminos de colores sencillos y veraniegos.

Así empezó la andadura de Insignificante. Cristina apoyada en el madero, trenzando pulseras de colores para todo el que iba, venía, pedía o simplemente estaba. Hilo a hilo, minuto a minuto, charla a charla, tarde a tarde. Primero en Boadilla, luego en Almería. Así, con la sencillez y naturalidad del que camina para relajarse, fueron surgiendo ideas, diseños, creaciones variadas que poco a poco iban generando un interés desenfadado entre amigos y familia, amigos de amigos, familias de amigos, familiares de familiares.

Paso a paso, inch by inch como sugería Al Pacino en Any Given Sunday, Insignificante se transmutó en una batería de pequeñas delicatesen de bisutería  llenas de elegancia, sencillez y buen gusto.

Cristina Pérez-Sierra Feduchy siempre tuvo Insignificante dentro, y ella lo sabía. Durante años tuvo que transitar por caminos previsibles, por rutas repletas de gente, plagadas de lugares comunes. Lo hizo en la publicidad, en el diseño gráfico. Lo cierto es que cuando ella se apartó de ese camino, esperó, se revisó y dedicó sus días a otros menesteres con la generosidad y fuerza que la caracterizan, Insignificante salió como si nada. Fluyó con la naturalidad con la que coges la bifurcación del camino que sabes te llevará al lugar donde siempre quisiste ir.


Hoy Cristina e Insignificante avanzan sin pausa como una extensión uno de la otra, otro de la una. La suma de ambos puedes encontrarlos en www.facebook.com/insignificante.insignificante y en https://www.instagram.com/insignificante.jwl/

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Doy fe de todas y cada una de tus líneas... Aunque me quede sin mi pulsera de hilos, siempre dejo lo bueno para el final... Gran emprendedora, currante y con afán de superación día a día, aptitudes estás tres difíciles de conjugar en los tiempos que corren. Estarás orgulloso compae...

Marcomplan dijo...

Ese Feli ;)