martes, 2 de junio de 2009

Jesús Calleja

Mi amigo y admirado Óscar Pascual siempre me empuja a pensar o a actuar sobre muchas cosas, y lo hace mucho más de lo que él cree. Esta misma mañana me enviaba un correo en el que se hacía eco de la estupenda acogida que tienen las crónicas de Jesús Calleja, aventurero y protagonista de Desafío Extremo en su web y libro de visitas. Lo cierto es que nunca habíamos hablado del tema, pero los dos seguimos los programas y las andanzas de Jesús en diferetes partes del mundo gracias a las emisiones de Cuatro.

¿Por qué escribir de Desafío Extremo en un blog que suele tratar temas más sesudos sobre comunicación, intangibles, innovación o RSC? Muy sencillo: por el formato del programa. Sí, el formato es exitoso y brillante por la sencillez y por la calidez. Ambas se dan cita en circunstancias a veces increíblemente peligrosas y extremas. Esta calidez y sencillez gana enteros cuando, por ejemplo, Jesús cuenta con cuarenta de fiebre que se acaba de levantar en plena noche cerrada a seis mil metros de altura para apurar los últimos metros de asalto a una cumbre; no pierde la calidez y la sencillez cuando explica su deriva por el polo norte o cuando una enorme tormenta deja al equipo aislado en el Aconcagua. El formato es el estilo llano y cercano de Jesús aun cuando él mismo se graba cámara en mano la mayoría de las veces, sin perder la media sonrisa mientras él y sus compañeros de viaje dan matarile a una sopa de sobre en condiciones lamentables. No puedo dejar de mencionar dos estupendos programas poco extremos pero muy significativos por su valor antropológico uno y llamativo el otro. El de valor antropológico se emitió el 18 de abril de 2009 y en éste, viaja hasta Katmandú para hacer las labores de padrino en la boda de su amigo Suresh, un nepalí con el que convive desde hace 10 años. Suresh, junto a su padrino español, Jesús Calleja, viajará desde León hasta Katmandú para esposarse con Sabrina, una muchacha a la que sólo conoce a través de una fotografía y largas conversaciones a través de la red. En este programa, Jesús nos mostró una estupena escena costumbrista del lugar en tono desenfadado y nada pretencioso. El relato tenía en lo visual y en lo narrativo la misma personalidad que el resto de sus aventuras.

El programa llamativo es la excursión que se marca con el presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero por el corazón de los Picos de Europa para ascender al Collado Hermoso, después de que, por motivos de seguridad, se desechase ascender al pico Llambrión, a 2642 metros. Este programa se emitió el 8 de setiembre de 2008. Una vez más, la aproximación y el trato que Calleja hace de una situación tan poco habitual es de calidez, sencillez y normalidad. Esto es así hasta tal punto, que cualquiera que haya pateado algún collado o los aledaños de los grandes picos con refugios de montaña, se podía cer reflejado en la estampa en la que los montañeros y guardas asistían entre alucinados y confundidos a que apareciese por allí el presidente del gobierno y el aventurero como quien entra a pedir un botellín a un bar.

Vaya esta nota como sencillo homenaje a Jesús y a su programa que encarnan muy bien un formato absolutamente versátil en los tiempos que corren. La calidad no está reñida con la sencillez, pero además de entretener y entusiasmar, se trata de un programa que permite que funcionen todas sus derivadas: las audiovisuales y las digitales, Un buen ejemplo de contenido televisivo que funciona ahora y seguirá funcionando en el futuro.

No hay comentarios: