viernes, 29 de mayo de 2009

Nos olvidamos del contenido

Estamos en un momento de cambio intenso. Este cambio no sólo afecta al modelo económico ni a las tendencias sociales como marco general, sino que ambas categorías está dibujando un nuevo mapa industrial. Bueno, más bien está desbaratando industrias para que estas se reformulen o simplemente desaparezcan en beneficio de otras nuevas.

Una de estas industrias es la de los medios de comunicación. Cierto es que no se trata del fin, simplemente es un paso más en una evolución natural que ha sido progresiva durante los últimos 200 años y que en los últimos diez ha incrementado el ritmo vertiginosamente. El análisis podemos hacerlo, por ejemplo, desde las audiencias. Estas se han fragmentado y se han especializado. Podemos decir que este nuevo crisol social, atomizado y complejo, también ha diseminado las inversiones publicitarias que sustentan a los medios, lo cual se traduce en un modelo de muchos más por mucho menos. La ecuación arroja un resultado claro: menos calidad ¿por qué? Básicamente porque un periódico al uso, generalista y de amplia difusión, podía asegurarse márgenes del 30% y garantizar una red de periodista más o menos preparada, con dedicaciones más o menos rigurosas. Sin embargo, gran parte de la atomización de audiencias ha permitido la proliferación de numerosos medios en internet o multitud de canales temáticos que emiten en digital. Ninguno de estos medios logrará márgenes suficientes. Los mejores no llegarán a los dos dígitos en rentabilidad. Entretanto, se ha generalizado un debate sobre los aparatos, los continentes, vaya: ebooks, redes sociales, ediciones digitales, etc. Sin duda se trata de canales absolutamente revolucionarios, pero ¿qué pasa con los contenidos? Me pregunto si la calidad de la información que consumimos no es motivo de preocupación. Los nuevos soportes permiten la diseminación rápida de información, pero no se vela por el rigor de la información. Cuando comento esto, normalmente me responden con la misma ofensiva: mira el ejemplo de Wikipedia, la democratización del saber y otros argumentos de este tipo. Formatos como Wikipedia tienen enormes virtudes, pero no es el rigor lo que prima. Lo que prima en un soporte como Wikipedia, siempre en construcción, es si eres muy activo o poco activo. Yo he tratado de incorporar información sobre asuntos en los que estoy especializado o que conozco con detalle y el sistema wiki me los ha expulsado por no tener el nivel de actividad necesario en la construcción de contenidos y han vuelto a aparecer las mismas informaciones con los mismos errores. Este caso lo he comentado con otras personas que no se pasan horas y horas requiriendo citas en la web, sino que tratan de compartir su saber gracias a una hermosa herramienta como Wikipedia y otros formatos similares. Pocos han logrado validar estos formatos en la red (o que se lo validen) en beneficio de los errores alimentados por los más activos cibernautas. Me ha gustado la reflexión de Juan Luis Cebrián en la entrevista que le hizo Esquire en el número de mayo poniendo en paralelo a Wikipedia con la edición digital de la Enciclopedia Británica.
Si hasta ahora nos encontramos con que más del 80% de los contenidos informativos que consumimos a través de medios de comunicación social convencionales son inducidos por terceros (partidos políticos, empresas, fundaciones y otros grupos de interés), actualmente los medios digitales han vulgarizado aún más si cabe el producto informativo y lo han estandarizado. A esto hay que unirle que la fantástica bidireccionalidad que permiten los formatos digitales a través de los comentarios o las nuevas vías para compartir estos comentarios y noticias. En cualquier caso, en este debate efervescente sobre la nueva dimensión de los medios, su papel como industria, cuáles serán los soportes del futuro o su capacidad de influencia en la sociedad, se nos han olvidado los contenidos, bajo mi punto de vista, el elemento esencial de la comunicación que ayuda a crear sociedades fuertes.

No hay comentarios:

Archivo del blog